Blog

Cómo explorar y valorar una Blefaroplastia

Hoy vamos a hablar de cómo valoramos a un paciente que solicita información sobre una blefaroplastia. Raras veces acuden los pacientes a consulta preguntando cómo mejorar el aspecto de su mirada o simplemente solicitando un examen facial completo. Más frecuentemente nos llaman diciendo que se quieren hacer una blefaroplastia, cuando no directamente preguntando el precio de la intervención. No obstante, no todo los signos del envejecimiento periocular se arreglan sólo con una blefaroplastia, sino que además puede que la blefaroplastia no sea la técnica adecuada en algunos casos concretos.

parpados2

“no todo se arregla sólo con una blefaroplastia”

VALORACIÓN CRANEOCAUDAL

La manera en que me gusta explorar a mis pacientes es de forma cráneo caudal, empezando por la posición de las cejas, valorando el párpado superior, luego el inferior y finalmente el tercio medio facial (pómulo).

Exploración de la ceja

La posición idónea de la ceja en una mujer debe encontrarse ligeramente por encima del arco supraorbitario (el reborde óseo que limita la órbita) y con una forma arqueada característica, mientras que en hombres la posición es más baja y más recta. Con los años la ceja desciende, lo cual puede obligar a que nuestro paciente contraiga de manera crónica los músculos de la frente, apareciendo las arrugas frontales. Hay que fijarse también en la zona del entrecejo y los músculos que lo forman. Otra forma de valorar la posición de la ceja es observar si el exceso de piel del párpado superior supera el canto externo del ojo, signo muy carácterístico de ptosis de la ceja.

Arrugas del entrecejo

Muchas veces el aspecto de cansado también está relacionado con esas arrugas verticales. El lifting frontal endoscópico nos permite tratar todos los signos relacionados con el descenso de la ceja y las arrugas del entrecejo.

Exploración del párpado superior

Comenzamos con la posición (descartar una ptosis o caída del párpado, sucede cuando en reposo el párpado cubre parcialmente la pupila). Valoramos el exceso de piel (si sobra se extirpa) y el exceso de grasa en la zona nasal (la bolsa interna, si sobra, se extirpa). Finalmente valoramos la presencia de grasa en general en toda la zona superior de la órbita (si falta, la infiltramos).

«Con el paso del tiempo se pierde grasa en el párpado superior, lo que deja un aspecto de exceso de piel o incluso aspecto de ojo hundido»

Exploración del párpado inferior

La más importante de todas. Las famosas bolsas (son tres, para observar la lateral pedimos que el ojo explorado mire hacia lado contrario). Observamos el exceso de piel en el párpado y la calidad de la piel. El exceso de piel se puede corregir, las arrugas finas no (al menos con cirugía). Decidir cuánta piel se puede quitar es lo más complejo de todo y requiere experiencia. Valoramos la laxitud del canto sin parpadear.  Si el párpado deja esclera (“blanco del ojo”) descubierta en posición de reposo, la cantopexia es casi obligada. Si vamos a extirpar exceso de piel casi siempre realizamos una cantopexia para evitar complicaciones como el ectropion.

Tercio medio facial (pómulo, surco de la lágrima)

Por último, pero no menos importante, tenemos que valorar el surco de la lagrima, la presencia de un buen relleno graso en el pómulo o la presencia de bolsas malares (exceso de piel en la zona del hueso malar). Uno de los primeros signos del envejecimiento es la pérdida de grasa en estas regiones y su descenso. El tratamiento habitual consiste en rellenar la zona con grasa mediante un lipofilling. En mi opinión, en algunos casos podemos decir que el relleno con grasa es más de la mitad del resultado final.

RESUMEN

  • Antes de indicar una blefaroplastia debemos explorar de arriba abajo todo el tercio superior y el tercio medio de la cara.
  • Lifting frontal endoscópico y lipofilling son los dos procedimientos que más frecuente asociamos a la blefaroplastia.
  • El lipofilling, cuando está bien indicado, supone más de la mitad del resultado estético final.
  • La blefaroplastia moderna no consiste sólo en quitar grasa (bolsas), sino que a menudo también hay que rellenar con grasa las zonas donde se ha atrofiado.
  • La cantopexia (técnica de Jelks) es un procedimiento de tensado del párpado inferior que forma parte de la blefaroplastia y que tiene una finalidad estética (mejorar la forma redondeada del ojo) y una finalidad funcional (evitar complicaciones graves como el ectropión).
26 octubre, 2016 Sin categoría

Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *