Blog

RINOPLASTIA ABIERTA O CERRADA, ventajas e inconvenientes

La rinoplastia cerrada es la rinoplastia clásica, se realiza mediante incisiones por dentro de las fosas nasales (intercartilaginosa o intracartilaginosa). Permite acceder rápidamente al dorso nasal sin tocar la punta, permite limar y reducir la giba del dorso nasal y por tanto es una buena técnica para reducir el tamaño de la nariz. El principal problema de la técnica es que es muy difícil colocar injertos tanto en el dorso como en la punta por un abordaje cerrado y es muy difícil (o imposible) tratar la punta nasal con exactitud. Las principales secuelas de la rinoplastia cerrada son los dorsos afilados (por la ausencia de injertos) con aspecto de haber sido operados, hundimiento del dorso cartilaginoso (por la ausencia de injertos), descenso de la proyección de la punta (por la ausencia de injertos), punta nasal ancha y poco definida (por la falta de suturas en la punta) y asimetrías de la punta (por la falta de visión directa de los cartílagos).

VENTAJAS DE LA RINOPLASTIA CERRADA

  • No deja cicatriz
  • Cirugía rápida (alrededor de una hora de cirugía, o incluso menos).
  • Precio de la intervención bajo

DESVENTAJAS DE LA RINOPLASTIA CERRADA

  • Dorso nasal estrecho, afilado, con tendencia al hundimiento con el tiempo (“parece operado”).
  • Punta nasal ancha, poco definida.
  • Punta nasal tiene tendencia a descender con el tiempo.

Obviamente, si la técnica cerrada no generará estos problemas nunca hubiera sido necesario inventar la rinoplastia abierta. Por esta razón, en los años 90 un grupo de cirujanos estadounidenses que se reunían anualmente en Dallas empiezan a desarrollar la técnica de rinoplastia abierta.

 

La rinoplastia abierta es aquella en la que se levanta la piel del dorso nasal mediante una pequeña cicatriz en la columela, que es la piel que va desde la punta nasal hasta el labio. Esta pequeña cicatriz le permite al cirujano observar perfectamente todas las asimetrías y defectos de la punta nasal y permite un acceso amplio para colocar injertos nasales que reconstruyan la forma natural.

VENTAJAS DE LA RINOPLASTIA ABIERTA

  • Permite colocar injertos en el dorso: dorso nasal no parece operado.
  • Permite colocar injertos en la punta: la punta no pierde proyección.
  • Permite tratar los cartílagos de la punta viéndolos: Puedes tratar cualquier defecto de la punta, estrecharla, definirla, proyectarla o desproyectarla.
  • Resultado más exacto y predecible.

DESVENTAJAS DE LA RINOPLASTIA ABIERTA

  • Cirugía más larga (habitualmente 2 horas).
  • Más inflamación en los primeros 6 meses.
  • Intervención más cara.

 

Y tú, como paciente, ¿qué prefieres?

7 diciembre, 2017 Sin categoría

Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *