Blog

Pecho tuberoso, ¿qué es? ¿Cómo corregirlo?

Las mamas tuberosas son el tipo de malformación mamaria más frecuente. En mi consulta de Madrid prácticamente cada tarde tengo ocasión de diagnosticar un caso y rara es la semana que no operamos un caso de mama tubular. Por supuesto, hay varios grados, desde pequeños mini síndromes tratables igual que un aumento mamario simple hasta casos muy complejos con graves asimetrías, un pecho caído y el otro no, etc…

Todas las mamas tuberosas tienen en común que el pecho no se ha desarrollado en todo el espacio torácico (generalmente en la parte inferior del pecho), de manera que sólo ha podido crecer en una región concreta (generalmente en la parte superior). Si intentamos pellizcar el pecho por debajo de la areola nos cuesta encontrar algo de glándula, mientras que por encima de la areola se encuentra prácticamente todo el tejido mamario. Este conflicto de espacio (zonas por donde la glándula mamaria puede crecer y zonas por las que no) hace que en cuanto la glándula se desarrolla no le quede más remedio que crecer hacia la areola (areola abultada o herniada) y que incluso si el pecho crece mucho, no le quede más remedio que crecer en forma de tubo (de ahí lo de tubular o tuberosa), con mucha tendencia a caer (ptosis). Además, como las zonas por las que la glándula se puede desarrolar y las que no varían de un pecho a otro, casi siempre son pechos asimétricos.

 

CARACTERÍSTICAS DE LAS MAMAS TUBEROSAS

  • Falta de desarrollo mamario en algunas zonas del pecho (casi siempre la zona inferior, por debajo de la areola)
  • Areola abultada (herniada).
  • Forma de pecho tubular.
  • Pecho caído frecuentemente.
  • Asimetría mamaria muy frecuentemente.

CÓMO TRATAMOS LAS MAMAS TUBEROSAS

Para corregir este tipo de deformidad no hay una sólo técnica descrita, sino multitud de técnicas que se adaptan a cada caso y a las preferencias de cada cirujano. Consisten en ir tratando de manera personalizada todas las características antes mencionadas, de modo que lo iremos explicando uno a uno:

Falta de desarrollo en algunas zonas del pecho (zona inferior):

  • Prótesis anatómicas: En los pechos tuberosos utilizamos prótesis anatómicas para dar relleno a la zona inferior de pecho que no se ha desarrollado.
  • Colgajos de glándula: Existen diversas técnicas para llevar glándula de la parte superior del pecho a la parte inferior.
  • Cortes radiados u horizontales a la glándula: Los cortes radiados u horizontales permiten que la glándula que se encuentra “apelotonada” en la parte superior se expanda y ocupe otras zonas.

Areola abultada (herniada)

  • Mastopexia periareolar: Para reducir el abultamiento areolar hacemos una cicatriz alrededor de la areola y la reforzamos con un hilo especial que no reabsorbe el cuerpo, para que mantenga la forma redondita y aplanada de la areola.

Forma tubular:

  • Prótesis anatómica: La mejor manera de corregir la forma es rellenar y dar volumen con un implante para que el pecho se moldee a imagen y semejanza de la prótesis.

Pecho caído (ptosis mamaria)

  • Mastopexia (periareolar, vertical o en T): Si el pecho está caído habrá que elevarlo con la técnica más adecuada en función del grado de caída.

Asimetría mamaria

  • Implantes de tamaño diferente cuando proceda.

RESUMEN

  • Las mamas tuberosas son la malformación mamaria más frecuente.
  • La causa es una alteración del desarrollo mamario, la glándula no puede desarrollarse en algunas zonas del torax, casi siempre en la zona inferior.
  • Se corrige con prótesis anatómicas, técnicas quirúrgicas para recolocar la glándula, y mastopexias si el pecho está caído.
30 agosto, 2016 Cirugía corporal
2 Comentarios
  1. Tengo pecho tuberoso, ignorando que tenia este problema me puse prótesis hacen 7 años atrás y ahora tengo dos hijas! Por lo cual mi pecho está caído (ya lo estaba) y siento molestias! El aumento de pecho no fue buena idea! Ya que quedaron peor de lo q estaban!

    • Hola Ley. Lo primero que tienes que hacer es buscar un cirujano para valorar si tienes contractura capsular. Lo segundo, estoy seguro que se te puede arreglar el pecho, pero tendrás que aceptar que para elevarlo tu cirujano te dejará nuevas cicatrices.

Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *