Avd. de la Reina Victoria nº 17, 7ºA

Madrid - Teléfono: 625026496

 

Aumento mamario (mamoplastia de aumento)

Mamoplastia de aumento es el término médico de la intervención de aumento mamario. Los principales motivos de esta intervención se resumen en los siguientes:

  • Mama de tamaño menor de lo normal o deseo de aumentar talla.
  • Mama que ha perdido volumen después de un embarazo-lactancia.
  • Mama ligeramente caída, con pérdida de volumen en la parte superior.
  • Asimetría mamaria.

La intervención consiste en la implantación de una prótesis de gel de silicona en un plano inferior o superior al músculo pectoral. Tras más de 50 años de experiencia con prótesis mamarias de diferentes tipos, el gel de silicona ha demostrado ser el mejor material para el aumento mamario convirtiéndose en el standard de nuestra práctica clínica. Además, la calidad de las prótesis ha mejorado durante este tiempo para adaptarse perfectamente al organismo, lo que nos permite hablar de una intervención de gran seguridad y con un elevado índice de satisfacción. La práctica totalidad de nuestras pacientes están muy satisfechas por el resultado y sólo lamentan no haberse operado antes.

Planificando la cirugía

El canon de belleza mamaria es totalmente subjetivo, por lo que la comunicación entre el usted y el Dr. Forcada es absolutamente crucial. En la primera consulta se valorarán las diferentes posibilidades de tratamiento con sus pros y sus contras, anteponiendo siempre su salud a corto y largo plazo a cualquier criterio estético. Durante esta consulta se llevará a cabo una exhaustiva exploración física en la que se valorará el tamaño y la forma actual de sus mamas, la firmeza de sus tejidos, la presencia de estrías y se anotará cualquier mínima asimetría. En aquellos casos que las mamas estén caídas, lo que llamamos "ptosis mamaria", se valorará la posibilidad de asociar una mastopexia (elevación mamaria) o tratar sólo con prótesis.

Tipos de cicatriz

Existen tres tipos de cicatriz, por la axila, alrededor de la areola y por el surco submamario. La decisión de cuál es la más adecuada en su caso dependerá de sus preferencias y de las características de sus tejidos.

Plano de colocación del implante (Submuscular/ subfascial-subglandular)

El implante mamario puede ser colocado por debajo o por encima del músculo. En pacientes muy delgadas preferimos la colocación submuscular para aportar mayor cobertura al implante, lo que reduce las complicaciones y da un aspecto más natural. No obstante, hay casos más complejos en los que optamos por una colocación por encima del músculo (subfascial o subglandular) para obtener resultados más naturales. Recuerde que cada caso es único y merece un tratamiento individualizado.

La cirugía

Todas nuestras operaciones se realizan en quirófano en un hospital y bajo anestesia general. Consideramos que para este tipo de intervención la anestesia local tiene más complicaciones y es mucho más molesta. La duración de la operación es de menos de 1 hora, aunque puede durar más en casos muy concretos.

Postoperatorio

Al día siguiente de la intervención se sustituye el vendaje por un sujetador deportivo ajustado. Es importante guardar reposo relativo durante al menos dos días, sin esfuerzos de ninguna clase. En líneas generales, podrá llevar una vida practicamente normal a los 4 días de la operación, pero desaconsejamos cargar peso o realizar ejercicio físico intenso hasta transcurrido un mes.

Complicaciones

La mamoplastia de aumento, realizada con meticulosidad y por un cirujano plástico, es una técnica muy segura y con pocas complicaciones. Al igual que en cualquier operación existe riesgo de hematoma, infección o mala cicatrización, aunque los riesgos en general son muy bajos. A largo plazo, la complicación más frecuente es la contractura capsular, que consiste en la retracción de la cápsula que se forma alrededor del implante y que puede llegar a requerir el cambio del implante. Es extraordinariamente improbable que las prótesis se rompan. En ese caso también sería necesario recambiar las prótesis.